¡Volvemos!

Volvemos con fuerzas renovadas, hemos desconectado totalmente para que las manos que crean y cosen puedan dar lo mejor de sí mismas. Y viendo como está el panorama medioambiental, ¿qué tal si nos pasamos a la tela?